CAL XIM

cal xim

IMG_6273

tomates para untar en pan

ensalada de bacalao

cavas del Penedés

buenas carnes

calçots

cepas sant pau d'ordal

La Cerdanya

CAL XIM

Hola amig@s!! Creo que nunca os había contado que me encanta el tema de la Enología! Lo descubrí hace muchísimos años cuando estuve trabajando durante un corto periodo de tiempo en una empresa de exportación de vinos. Me tuve que estudiar las añadas de los principales vinos de calidad y como se criaban! Me quedé fascinada! Desde ese momento, sueño con tener un terrenito con unas cuantas cepas y poder cultivar yo misma uvas orgánicas con métodos tradicionales, sin herbicidas ni pesticidas. Vamos, una toma de conciencia ecológica! Mientras llega ese momento, os cuento que mi familia es amante de la comida “con consistencia” y siempre que podemos nos escapamos a un pueblo muy pequeño en el Alto Penedés que se llama Sant Pau d’Ordal. ¿Y por qué vamos hasta allí?? Pues porque a parte de ser un punto estratégico rodeado de hectáreas de viñedos y bodegas tan antiguas como la de Massana Noya y Albet y Noya, en ese pueblo también se encuentra el restaurante Cal Xim. La primera vez que lo descubrimos, nos quedamos alucinados con la cantidad de gente que acudía aquí desde todos los rincones, siendo un pueblo tan pequeño! Aunque tiene un local sencillo, en cuanto traspasas la puerta y te llegan los aromas que se desprenden de las brasas que están integradas en el salón, sabes con certeza que vas a comer muy bien! Su comida es casera pero con productos de primerísima calidad e intentando conservar las recetas tradicionales de la comarca con su propio toque creativo.

Lo primero que  vais a encontrar en la mesa es un plato con unos tomates y ajo para restregar en pan mientras esperas tu comida. Nosotros solemos empezar casi siempre con los mismos platos de verduras dependiendo de la temporada: Alcachofas asadas a la brasa que son su producto estrella,  flor de calabacín sobre cama de pisto y tinta de calamar y los riquísimos calçots  con una salsa romesco que preparan espectacularmente.Viendo estos platos, cualquiera pensaría que somos vegetarianos, pero el festín viene después. A continuación, podemos pasar a la panceta confitada, con doce horas de cocción entre hierbas y un toque de brasa para el crujiente o bien paletilla de cabrito confitada cocinada a baja temperatura o las famosas hamburguesas de pie  de cerdo, crujientes por fuera y melosas por dentro. Aunque ya os avanzo, que yo, cuando vamos a entrar en esta etapa, siempre me decanto por una carne a la plancha. Entre el trasiego de platos, uno de sus dueños, Santi, nos aconseja sobre el vino o el cava que podemos degustar. Más que nada, por desengrasar un poquito! Tienen una excelente bodega con bastantes caldos orgánicos y sorprendentes como el Vino Rocallís de Can Rafols dels Caus. Es el vino más extraño que he probado en mi vida, está elaborado con una variedad de uva que se llama  Incroccio Manzoni,y todavía no se si me gusta o no! El cava Sumarroca también es otra opción, es afrutado y está muy bueno. Después de este post yo creo que mi marido me va a matar, porque tiene el colesterol ligeramente alto y su medico no se puede enterar de estas incursiones, jaja! Después de tan opulenta comida, lo mejor es dar un buen paseo por la zona donde podéis recorrer los restos del castillo de Subirats aprovechando los últimos rayos de la tarde y disfrutar del perfume que desprende la tierra! Espero que os haya gustado! Feliz miércoles!

Cal Xim

D E T E R M I N A T I O N

Carmen

5 thoughts on “CAL XIM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *