AMOR POR UNA MÁQUINA

¿Es posible querer a una máquina? ¿Desarrollar con ella una relación entrañable? Hoy he dado la última vuelta con mi coche. Mañana lo cambio por otro nuevo y no puedo evitar sentir una pena tremenda. Mi coche es más que una máquina, ni mi teléfono móvil ni mi ordenador me producen ese tipo de sensaciones. No se si esto es moralmente correcto pero como yo suelo ser incorrecta, me da lo mismo. En estos ocho años, ha habido momentos en que casi era mi segunda casa. Dentro de esa pequeña área estaban diseminados los clones de mis cosméticos, revistas pasadas de temporada, mis cuadernos porque muchos de mis post por casualidades de la vida se me ocurren conduciendo y no sé la de veces que habré parado para apuntar ideas. Nunca se quejó cuando lo cargábamos hasta las trancas con las ochocientas maletas, los equipos de buceo y las mil y pico bolsas que nunca me explico de donde salían. Ha sido mi refugio, mi seguridad y mi libertad. ¿No me digáis que nunca habéis sentido la necesidad en alguna ocasión de apretar el acelerador y llegar hasta el fin del mundo para desaparecer por un tiempecito? Hoy simplemente quería dedicarle un post porque se lo merece.

En estas imágenes llevo un look formal compuesto por una falda de lentejuelas en color plata viejo con un drapeado a la cintura que he combinado con una blusa romántica en color marfil con una lazada en la espalda. Como complementos he añadido unos salones destalonados y un bolso del mismo color que la falda. Este tipo de look puede quedar espectacular para la noche, tan solo variando los complementos y sustituyendo la blusa que llevo por un top lencero en color negro. Os dejo una fotografía donde podéis apreciar como van mejorando las heridas que me hice en las piernas cuando me subí en la cinta de correr con tacones, jaja. Espero que os guste y os espero el próximo viernes con un nuevo vídeo. Un besito.

Carmen

 

 

Falda/Skirt Little Mistress  Blusa/Blouse Massimo Dutti  Salones/High Heels Zara (old)

Fotografía Javier Dorado

11 thoughts on “AMOR POR UNA MÁQUINA

  • 18 septiembre, 2017 at 7:54 pm
    Permalink

    Te entiendo Carmen, ese momento de conducir, esa sensación de libertad es genial… Estás guapísima, el conjunto es elegante y con una combinación de tejidos ideal!!
    Besitos guapísima, Emi

    Reply
  • 18 septiembre, 2017 at 9:17 pm
    Permalink

    Que espectacular eres amiga!!
    Estas preciosa con esa falda y esa camisa con tanto estilo.
    Un besazo guapa

    Reply
  • 19 septiembre, 2017 at 2:24 pm
    Permalink

    Preciosa con el look de hoy!! Entiendo tus sentimientos con el coche, pero bueno, llega la ilusión de uno nuevo. Que lo disfrutes! Peor es cuando ese coche, con el que tanto hemos compartido, dice: hasta aquí hemos llegado, y hay que sustituirlo a la fuerza. Besos.

    Reply
  • 19 septiembre, 2017 at 5:03 pm
    Permalink

    Esta semana estupenda con ese look. Estoy segura que cuando te subas a tu coche nuevo té olvidaras del anterior y eso no es malo. besos

    Reply
  • 19 septiembre, 2017 at 6:34 pm
    Permalink

    Me encanta el look de hoy, preciosa esa falda y el corte que tiene y la blusa tiene una espalda preciosa.
    Guapisima Carmen.

    Besitos

    Reply
  • 19 septiembre, 2017 at 9:19 pm
    Permalink

    Solución: te quedas con el que tienes y me llevo yo el nuevo. Te queda fenomenal el combinado. Con ese estilo dan igual los 50/ 60…

    Reply
  • 22 septiembre, 2017 at 2:37 pm
    Permalink

    Soy todo lo contrario, no me cuesta nada cambiar. Todo es efímero!
    Besazos guapísima

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *