UNA BLAZER AZUL

El año debería empezar en Septiembre. En Enero casi nunca me propongo nada, sin embargo, este mes siempre ha representado para mí una nueva etapa, nuevos propósitos y oportunidades. Septiembre huele a normalidad aunque estemos inmersos en esta extraña anormalidad. Yo no sé si será debido a mi tratamiento de Reflexología Podal o a mis visitas de vez en cuando a mi psicóloga (porque a todo el mundo nos hace falta un poquito de higiene mental) el caso es que he decidido encarar la situación de una manera positiva porque vivir posicionada en el miedo no me aporta nada. Y aquí estoy escribiendo nuevas historias, de moda, de belleza y de lo que se me ocurra dentro de los márgenes que se nos han impuesto. Precisamente en este tiempo de transición, en el que a pesar de vivir en Valencia y con una temperatura fabulosa (lo sé, soy una privilegiada😁) al atardecer y al amanecer siempre apetece una prenda que nos proteja y para mí, esa prenda estrella es la blazer. Cómoda y versatil, combina con todo, ya sea con vaqueros, con vestidos largos, cortos, con botas…. Yo soy fan de los trajes de chaqueta con falda a la rodilla combinados con sneakers, el problema es que casi todos los que encuentro tienen la falda excesivamente corta, pero os aseguro que descubriré alguno. En estas imágenes llevo un pantalón vaquero de pata ancha y una camiseta con motivos azules buscando la misma tonalidad de la chaqueta. Como complementos, tan solo añadí un cinturón estrecho en azul klein con hebilla dorada y un echarpe en el mismo color que creo que me va a dar mucho juego este invierno. Os dejo los links más abajo. Un besito

Carmen

Chaqueta Zara Echarpe Zara

Fotografía: Javier Dorado

VESTIDO BORDADO

Cuando mi madre abría el baúl que permanecía solitario en el desván de la casa familiar, yo asistía fascinada a este ritual, aún incluso sabiendo lo que había dentro. El intenso olor a naftalina, mezclado con restos de pétalos de rosa mustios, inundaba mi pituitaria. En el fondo del arcón primorosamente envuelto en una sábana bordada, se encontraba mi tesoro favorito, el que tenía prohibido tocar porque normalmente siempre llevaba las manos sucias del huerto. Allí estaba el vestido de boda de mi bisabuelita. No era un vestido al uso como los trajes de novia que yo estaba acostumbrada a ver. Este, era negro, sin escote, con el cuello bien subido y profusamente bordado en la pechera. El resto del vestido era tan sencillo, que a mi me desconcertaba. Nada que ver con un vestido de princesa, que es como yo pensaba casarme en el futuro. Era un vestido típico de aldeana pero con un tejido enriquecido. El vestido que podéis ver en las imágenes es de Zara y aunque no tiene absolutamente nada que ver con el otro, a mi me asaltaron los recuerdos y la nostalgia en cuanto lo vi. Como es un vestido suelto y no acababa de verme, decidí acoplarle un cinturón ancho en la cintura y unas botas de tacón alto para hacer las fotografías aunque a mi me encanta con un botín tipo cowboy para darle un aire country o unas sandalias si lo que queréis es darle un aire más festivo. Os dejo el link a la prenda, más abajo. Espero que os guste. Un besito y feliz semana

Carmen

Vestido Zara

Fotografía Marina Dorado

MI BLUSA RETRO

Parece que se acaba el eterno verano del que disfrutábamos en Valencia. Yo soy de calorcito aunque ahora lo vea multiplicado por dos desde que tengo la menopausia. Recuerdo que antes, por estas fechas, ya había hecho el cambio de armario pero desde que mi marido trabaja la mayor parte del tiempo en Latinoamerica, ya no guardo la ropa de verano, porque viajo bastante a menudo para estar más tiempo con él. Este look que podéis ver en las imágenes, pertenece a la nueva colección de Zara y aunque yo lo he usado con sandalias, también me encanta con zapatillas deportivas o botas. La blusa de marcado aire retro me ha enamorado Si además le añadimos una cazadora de piel, el resultado quedará muy trendy. Espero que os guste. Un besito

Carmen

Falda Zara Blusa Zara

Fotografía Javier Dorado