MENOPAUSIA CON DOMMA

Cuando hablamos de menopausia, tengo la sensación de que lo hacemos de puntillas, como si nos diera apuro hablar de ella y siempre de una manera muy generalizada. Nos enfrentamos a esta transición con temor, como si fuéramos objetos perecederos, sin pensar que es una etapa más de nuestra vida, algo que forma parte del ciclo natural de nuestro proceso de madurez y crecimiento. Si he de ser sincera, en mi caso, este hecho, representó una liberación. Adiós a las reglas dolorosas y las reglas hemorrágicas que me fastidiaban todos los planes. Y empecé a documentarme, a buscar por Internet como solucionar algunos de los problemillas que me estaban surgiendo a partir de esta etapa, porque evidentemente, todo tiene sus beneficios y sus inconvenientes.

Y así fue como conocí a la comunidad DOMMA, creada para informarnos de como vivir la menopausia como una etapa de plenitud. Para conocer las experiencias de otras mujeres, porque si algo está claro, es que cada mujer es un mundo y que no todas presentamos los mismos síntomas y para aconsejarnos sobre que hábitos y productos pueden mejorar algunas situaciones engorrosas que se nos presentan.

DOMMA cuenta con una serie de planes en forma de suplementos totalmente veganos y naturales que excluyen el uso de hormonas y que podéis montar a vuestro gusto. Yo he elegido el Planazo Control Absoluto y bienestar total con el que ya llevo casi dos meses y he obtenido resultados muy buenos. Los productos que uso son:

EQUILIBRIO Una combinación de semillas, hierbas, frutos y bayas que tomo por la mañana en un vaso se agua y que me ayudan a controlar la irritabilidad y los cambios de humor. Además, nos aporta energía, vitalidad y concentración.

CALMA Una combinación de hierbas y flores que me relajan y me ayudan a conciliar el sueño, que es mi principal caballo de batalla. También ayuda con los sofocos nocturnos.

BIENESTAR ÍNTIMO Se trata de un sérum compuesto por una selección de aceites esenciales que hidrata la zona íntima, equilibra el PH, previene infecciones y domina la sequedad.

RESET EMOCIONAL Este roll-on, con un aroma maravilloso a base de aceites esenciales florales, nos ayuda con los cambios de humor o cuando nos sentimos agobiadas o superadas. Tan solo hacen falta unas gotitas en las muñecas, aunque yo me lo pongo también detrás de las orejas para sentirme mejor (siempre lo llevo conmigo en el bolso)

Como os decía más arriba, no todas tenemos porqué sentir las mismas sensaciones, por lo cual, cada una, puede montar su propio plan en función de los síntomas más molestos.

Otra cuestión muy importante, consiste en introducir algunos cambios en los hábitos de vida. Yo ya he puesto en marcha alguno de ellos aunque algunas veces me cuesta ser disciplinada. Os dejo alguna de las cosas que hago a diario:

Intento mantener una alimentación equilibrada, hacer algo más de deporte y caminar (aunque siempre pongo la excusa de que no tengo tiempo) pero siempre podemos encontrarlo. He introducido 10 minutos de meditación guiada después de comer (tenéis montones de meditaciones de este tipo en YouTube). Ahora, procuro ir a la cama más temprano y leo un poquito antes de dormir. También tengo una alarma en mi móvil que me avisa para dejarlo aparcado hasta el día siguiente (el uso de este tipo de dispositivos estimula el cerebro). Y por último, ahora, cuido mi piel más que nunca porque la noto más seca e incluso descamada (os dejo aquí una artículo que escribí hace bastante tiempo sobre el cuidado de la dermis). Vosotras también podéis incorporar todo lo que se os ocurra para ganar en calidad de vida.

En definitiva, lo más importante en la menopausia, es hacer una especie de reset para conocernos mejor, comprobar cuales son nuestras sensaciones y como se encuentra nuestro sistema emocional y nuestro cuerpo. A través de la página web y del Instagram de DOMMA, encontraréis consejos y testimonios de mujeres como tú y como yo, muy valiosos que también están pasando por este cambio. Cuando compartimos experiencias, nos sentimos más seguras y protegidas. Os he dejado el link a la página web en letras azules.

Os mando un besito

Carmen

HOTEL HOSPES PALAU DE LA MAR

Hay edificios que me cautivan y el Hotel Hospes Palau de la Mar en Valencia, es uno de ellos. Este hotel forma parte de un antiguo palacete del siglo XIX y aún conserva muchos de los elementos originales que le aportan ese sello característico de la época. Su escalera de mármol es tan elegante y espectacular que no puede dejar indiferente a nadie y automáticamente, busco mimetizarme con ella en mis fotografías. Es aquí, donde puedo apreciar como la historia y el diseño minimalista encajan a la perfección . El hotel cuenta con 66 habitaciones con mobiliario moderno y mucha luz, y ofrece a sus clientes un spa, en donde se puede disfrutar de jacuzzi, baño turco y zona de belleza. Pero donde más he disfrutado, ha sido en su precioso jardín interior. Es el lugar ideal para relajarse con un coctel de su Lounge bar, mientras aspiras el aroma de su pequeño huerto y de cuyas especies se aprovecha el chef del restaurante Ampar, que se encuentra dentro del propio edificio y al que también se puede acceder desde la calle. Salimos del hotel encantados por la tremenda amabilidad del personal y aprovechamos para hacer alguna foto más, ya que la zona se presta a ello. A tan solo unos metros, se encuentra la Puerta de la Mar y solo nos resta encontrar el ángulo perfecto. Las que me leéis, sabéis que soy una enamorada de los hoteles con encanto y (aquí) os dejo uno de los que he visitado, por si queréis entreteneros. Un besito

Carmen

Fotografía Javier Dorado

UNA BLAZER AZUL

El año debería empezar en Septiembre. En Enero casi nunca me propongo nada, sin embargo, este mes siempre ha representado para mí una nueva etapa, nuevos propósitos y oportunidades. Septiembre huele a normalidad aunque estemos inmersos en esta extraña anormalidad. Yo no sé si será debido a mi tratamiento de Reflexología Podal o a mis visitas de vez en cuando a mi psicóloga (porque a todo el mundo nos hace falta un poquito de higiene mental) el caso es que he decidido encarar la situación de una manera positiva porque vivir posicionada en el miedo no me aporta nada. Y aquí estoy escribiendo nuevas historias, de moda, de belleza y de lo que se me ocurra dentro de los márgenes que se nos han impuesto. Precisamente en este tiempo de transición, en el que a pesar de vivir en Valencia y con una temperatura fabulosa (lo sé, soy una privilegiada😁) al atardecer y al amanecer siempre apetece una prenda que nos proteja y para mí, esa prenda estrella es la blazer. Cómoda y versatil, combina con todo, ya sea con vaqueros, con vestidos largos, cortos, con botas…. Yo soy fan de los trajes de chaqueta con falda a la rodilla combinados con sneakers, el problema es que casi todos los que encuentro tienen la falda excesivamente corta, pero os aseguro que descubriré alguno. En estas imágenes llevo un pantalón vaquero de pata ancha y una camiseta con motivos azules buscando la misma tonalidad de la chaqueta. Como complementos, tan solo añadí un cinturón estrecho en azul klein con hebilla dorada y un echarpe en el mismo color que creo que me va a dar mucho juego este invierno. Os dejo los links más abajo. Un besito

Carmen

Chaqueta Zara Echarpe Zara

Fotografía: Javier Dorado

CÓMO CUIDO LA PIEL DAÑADA POR MASCARILLA

El otro día, estaba mirándome al espejo y me asusté porque me di cuenta de que tenía la piel de la parte inferior de la cara muy descamada. Esto no me había sucedido antes y enseguida supe que era a consecuencia de las mascarillas que usamos constantemente. Así que, se me ocurrió hacer un vídeo para mi canal de Youtube en el que os cuento algunos tips para mejorar la zona. Espero que os sirvan y os guste el vídeo. Un besito

Carmen

ESTAMPADO FLORAL

Desde que entramos en el confinamiento, aparte de sufrir el virus Covid19 y sus efectos colaterales, me iban surgiendo dudas más que razonables respecto al rumbo que iba a tomar mi etapa de blogger. Con el movimiento restringido, algunos kilos de menos y una cara similar a la de Morticia Addams, mi principal problema, consistía en como enfrentarme al objetivo de mi cámara dentro de casa y sin mis socorridas gafas Ray-ban. Está claro, que nada de eso tenía importancia, lo que realmente me estaba ocurriendo, es que me estaba adentrando en una especie de rebelión existencial, digamos que en algún momento, quizás en una curva, había perdido parte de mi esencia. A unos les llega antes y a otros después. A mí me ha llegado durante esta crisis mundial, en forma de tsunami emocional, me ha pillado desprevenida y ha puesto patas arriba todo mi mundo. Ultimamente, me encontraba un poco incomoda en mi papel. Quería aparentar una edad que no es la mía, revisaba mis fotografías con lupa hasta encontrar la imágen en la que el flequillo y las gafas disimulaban mis arrugas y la incipiente caída de mi óvalo facial. Enrabietada perdía demasiado tiempo hasta encontrar la foto casi perfecta. Afortunadamente, después de digerir un número insolente de vídeos de crecimiento personal, de cuencos tibetanos y mindfulness, alguien me recomendó un libro, El arte de vivir con sencillez de Shunmyo Masuno que me ha descubierto lo sencillo que es mostrarte tal cual eres, con tus defectos y tus virtudes, que la vida es un camino de evolución y que yo había elegído el más corto pero el más retorcido. No se si he aprendido mucho o poco durante esta pandemia, ni siquiera sé si esto, me va a servir para algo y «donde dije digo, digo Diego» pero de lo que sí estoy segura es de que algo ha cambiado significativamente. Ahora, una serie de cosas que tenía como importantes, han sido relevadas a la lista de cosas que ya no tienen importancia, como mis arrugas o mis años. Solo me resta esperar y averiguar si todo ha sido producto de esta clausura o perdurará en el tiempo. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en las veces que os he mostrado mis juanetes sin pudor ninguno y creo que esto forma parte de mi mente selectiva.

Bueno y lo lógico es que os hable al menos del look que veis en las imágenes. Tenía muchas ganas de una falda de flores y navegando por las webs, encontré justo lo que buscaba en HyM y me pareció que quedaría genial con esta camiseta de algodón blanco con mangas abullonadas que son pura tendencia. El calzado lo dejo a vuestra imaginación, ya que creo que el look admite tanto unas zapatillas deportivas como unas sandalias de tacón o unas cuñas Espero que os guste. Un besito y cuidaos mucho.

Carmen