VESTIDO DE GLORIA VELAZQUEZ

Cuando me decido por un look para un evento es porque lo tengo más o menos claro, porque me gusta y porque sé que me voy a encontrar cómoda con él. Estoy de acuerdo con que hay que respetar la etiqueta que se exija en el largo del vestido y el color, aparte de esto, yo creo que la regla más importante es que no sigas una regla. Lo principal es el mensaje que quieres transmitir a través de tu forma de vestir. En mi caso, la premisa es la de no pecar por exceso ni por defecto. Ni muy casual ni demasiado festiva, necesito ir ligeramente discreta para sentirme segura, por supuesto, estoy hablando desde la perspectiva de mi edad. Llevar un vestido de corte clásico no es en absoluto aburrido, creo que es todo lo contrario, puede resultar elegante, sensual e incluso divertido añadiendo los complementos adecuados. Hoy llevo un look sencillo en color rosa nude en crêpe y gasa plisada. Un vestido para invitada que lo mismo puede ser usado por una chica joven o por una mujer de mi edad. Me gustan mucho todas las propuestas de la diseñadora Gloria Velazquez, su atelier es todo un mundo de fantasía en el que las telas y los complementos son los protagonistas y siempre encuentras piezas atemporales para tu fondo de armario. Lo mejor de todo, es que sales de allí con el outfit completo desde el cinturón a los zapatos y no te tienes que volver loca buscando los accesorios. En mi caso, me he decidido por un clutch en color dorado y unos salones en el mismo tono del vestido. El protagonismo del look lo aporta el cinturón que rompe la monocromía y le aporta el toque de color con las flores en tono pastel. Espero que os guste mucho. Podéis encontrar tiendas de Gloria Velazquez en Madrid, Valencia, Murcia y Alicante. Más abajo, os dejo el link a su página y también podéis ver en las fotos de mi Instagram otro look precioso que usé muy original. Un besito

Carmen

Outfit Gloria Velazquez

VERDE Y CREMA MIX

No es nada nuevo la fascinación que siento por las casas y los lugares abandonados, ya he escrito varios post sobre este tema. Me encanta contemplar sus muros lastimados y como la naturaleza pugna por recuperar lo que una vez fue suyo. Trato de retrotraerme e imaginar como fueron estos edificios en su época de esplendor y poco a poco, las imágenes cobran vida. Puedo sentir el pasado, imaginar su día a día, fantaseo con el tipo de relaciones que desarrollaban entre sí, su angustia, su felicidad, a veces casi puedo captar los olores y su energía. Lo que nunca puedo discernir, es el motivo por el que sus moradores relegaron estos sitios al olvido. Lo que si está claro es que están llenos de belleza. Siempre que viajo, procuro documentarme para conocer este tipo de edificios y realizar fotografías que voy archivando. Bueno, después de dar rienda suelta a mi imaginación, os cuento que estas fotografías están hechas en una antigua fabrica de jabón de Almodóvar del campo que incluso, fue utilizada como discoteca. Llevo una blusa transparente muy fluida en color crema que he combinado con un pantalón verde con cinturón trenzado de yute y puño en los tobillos. Como complementos he usado unas cuñas de cuero que tienen varios años y uno de mis colgantes y pendientes preferidos de artesanía mexicana. Un besito

Carmen

Pantalón Zara Blusa Zara

Fotografía Elias Dorado

UN LOOK EN ROSA

Me fascina todo lo que tenga que ver con la Historia porque es la que marca el ritmo en nuestras vidas. Influye en nuestra manera de comer, de estudiar y de vestir dependiendo de los acontecimientos sociales o políticos que se estén desarrollando mientras vivimos. La moda, precisamente, es la forma de expresión más influenciada por estos acontecimientos. Algunos de mis post están dedicados al glamour de los años 50 pero hoy, a través de mi look, me he sentido muy identificada con la moda de los años 40, una época marcada por las estrecheces económicas como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Durante el tiempo que duró la contienda, la industria textil estaba al servicio de los Gobiernos, éstos controlaban hasta los metros de tela que se producían, ya que iban dedicados a uniformes y a paracaídas. Así que hubo que agudizar el ingenio y debido a esta escasez de tela, las prendas pasaron a ser de carácter sencillo, se acortan ligeramente los bajos, apenas se usan los pliegues ni los bolsillos interiores, incluso las chaquetas se acortan y se viste de una manera más discreta. Los complementos también era sencillos, empiezan a llevarse los zapatos tipo cuña hechos con cuerda de paja, los sombreritos sin adornos, la mayoría de bolsos eran de mano y muchos de ellos hechos en casa. Por eso se dice que la moda habla.

En las imágenes, llevo un look que ya habéis visto en mi canal de Vídeo y que está compuesto por una falda en tono rosa cruzada en la parte delantera y con largo midi que he combinado con un polo en el mismo tono, con vivos en color crema. Como complementos, llevo unas cuñas de tela de seda rosa y un bolso de mano de mi fondo de armario. Creo que es uno de mis looks preferidos para esta temporada por la comodidad que me aporta y porque me chifla el color rosa pastel. Espero que os guste. Un millón de besos.

Carmen

Falda Mango Polo Mango Cuñas Calzados Rumbo

Fotografía Javier Dorado