CONJUNTO SITA MURT

Las estaciones se suceden, la primavera ha dado paso a este verano vacilante, un verano como cualquier otro si no fuera porque el enemigo que cambió nuestras vidas, sigue ahí fuera y además, siendo realistas, yo creo que ha venido para quedarse. Darwin decía que las especies que sobreviven, no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que mejor se adaptan al cambio. Y nosotros lo haremos, somos animales de costumbres y aprenderemos a convivir con este virus como hemos aprendido a convivir con muchos otros peligros, tan solo tenemos que llegar al punto en el que asumamos que somos extremadamente vulnerables.

Ayer, fuimos a hacer estas fotos y de pronto descubrí un manto rojo esparcido por el suelo. No daba crédito a tanta belleza, flores que caían de un árbol gigantesco y yo, solo quería bañarme en ellas. Ese árbol ha estado ahí siempre y nunca le había dado importancia. Creo que eso mismo le está ocurriendo a todo el mundo, ahora somos capaces de apreciar las cosas sencillas, las que realmente te aportan y te llenan el alma. El look que llevo está compuesto por una camisa de lino en rayas de manga francesa y un pantalón muy fluido de tela viscosa de Sita Murt. Me encantan los diseños de esta marca por sus líneas depuradas y sencillas que descubrí en el Market que organiza Ruzafa Fashion Week de Valencia cada cierto tiempo y que volverá a reanudarse a partir de Octubre. Como complementos, añadí un bolsito de la colección de invierno de Stradivarius en el mismo tono que la camisa, unas cuñas y mi eterno sombrero de paja. Espero que os guste

Carmen

Sita Murt https://www.sitamurt.com/blusa-listada

Fotografía Javier Dorado

VESTIDO ESTAMPADO

Llevo un tiempo cuestionándome el destino de los blogs. Siempre me defino como blogger, pero lo cierto es, que el 90% de lo que publico en este momento es en Instagram o Youtube. Está claro que Instagram es la red más top en este momento. Cada día, abren cuenta miles de caras nuevas, es la red más visual, la que más te proyecta y en la que más competencia existe. Disfruto muchísimo con ella y dentro del rango de edad en el que yo me muevo, todas las compañeras nos respetamos muchísimo. Pero al final….siempre vuelvo a mi diario. En este espacio, es donde más cómoda me siento y donde vuelco mis ideas y mi forma de vida con más transparencia aunque me reserve como es lógico, una parcela privada. Evidentemente, ya os habréis dado cuenta de que este no es un blog al uso, puedo publicar imágenes de moda y estar hablando de naranjas pero así soy yo y esa es mi esencia. En el fondo creo que los blogs pasarán a convertirse junto con los magazines digitales en la información y la inspiración del futuro. Lo importante es posicionarse y para ello hay que trabajar con mucha documentación y dedicación. Ahora tengo menos tiempo porque sigo orbitando alrededor de las demás redes pero aquí, siempre me encontraréis.

En estas imágenes llevo un vestido de Bohemian Barcelona, una marca que ya había descubierto el verano pasado y que me encantó por su ropa de aire boho y sus accesorios exóticos y originales. (Podéis ver si lo deseáis en mi perfil de Ig, el vestido anterior). Este vestido, es un camisero cómodo, vaporoso y muy amplio. Yo me lo he colocado con un cinturón de cuero ancho para marcar la cintura y unas cuñas aunque admite también sneakers o sandalias planas. Como complementos, mi sombrero Panamá de todos los veranos, un cesto del año pasado y un collar también de la misma firma hecho con ágatas, plumas y una pieza bereber que queda genial con el vestido. Como siempre, os dejo el link más abajo. Un besito

Carmen

Vestido y colgante Bohemian Barcelona

Fotografía Javier Dorado

ESTAMPADO FLORAL

Desde que entramos en el confinamiento, aparte de sufrir el virus Covid19 y sus efectos colaterales, me iban surgiendo dudas más que razonables respecto al rumbo que iba a tomar mi etapa de blogger. Con el movimiento restringido, algunos kilos de menos y una cara similar a la de Morticia Addams, mi principal problema, consistía en como enfrentarme al objetivo de mi cámara dentro de casa y sin mis socorridas gafas Ray-ban. Está claro, que nada de eso tenía importancia, lo que realmente me estaba ocurriendo, es que me estaba adentrando en una especie de rebelión existencial, digamos que en algún momento, quizás en una curva, había perdido parte de mi esencia. A unos les llega antes y a otros después. A mí me ha llegado durante esta crisis mundial, en forma de tsunami emocional, me ha pillado desprevenida y ha puesto patas arriba todo mi mundo. Ultimamente, me encontraba un poco incomoda en mi papel. Quería aparentar una edad que no es la mía, revisaba mis fotografías con lupa hasta encontrar la imágen en la que el flequillo y las gafas disimulaban mis arrugas y la incipiente caída de mi óvalo facial. Enrabietada perdía demasiado tiempo hasta encontrar la foto casi perfecta. Afortunadamente, después de digerir un número insolente de vídeos de crecimiento personal, de cuencos tibetanos y mindfulness, alguien me recomendó un libro, El arte de vivir con sencillez de Shunmyo Masuno que me ha descubierto lo sencillo que es mostrarte tal cual eres, con tus defectos y tus virtudes, que la vida es un camino de evolución y que yo había elegído el más corto pero el más retorcido. No se si he aprendido mucho o poco durante esta pandemia, ni siquiera sé si esto, me va a servir para algo y «donde dije digo, digo Diego» pero de lo que sí estoy segura es de que algo ha cambiado significativamente. Ahora, una serie de cosas que tenía como importantes, han sido relevadas a la lista de cosas que ya no tienen importancia, como mis arrugas o mis años. Solo me resta esperar y averiguar si todo ha sido producto de esta clausura o perdurará en el tiempo. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en las veces que os he mostrado mis juanetes sin pudor ninguno y creo que esto forma parte de mi mente selectiva.

Bueno y lo lógico es que os hable al menos del look que veis en las imágenes. Tenía muchas ganas de una falda de flores y navegando por las webs, encontré justo lo que buscaba en HyM y me pareció que quedaría genial con esta camiseta de algodón blanco con mangas abullonadas que son pura tendencia. El calzado lo dejo a vuestra imaginación, ya que creo que el look admite tanto unas zapatillas deportivas como unas sandalias de tacón o unas cuñas Espero que os guste. Un besito y cuidaos mucho.

Carmen

VESTIDO BLAZER

Siempre espero este puente del año para comprar los regalos de Navidad, pero por un motivo u otro, voy dejando aparcadas estas compras y al final, como todos los años, las hago a la carrera prácticamente casi el día 23 de Diciembre. Pero a cambio, he compartido momentos inolvidables con mis hijos y lógicamente no he parado en casa. Por nuestra forma de vida, la familia casi nunca está al completo a excepción de las vacaciones de verano o navideñas, así que aprovechamos al máximo cuando conseguimos coincidir al menos tres de nosotros. A las que me leéis y tenéis algún hijo/a fuera, sé que me comprendéis perfectamente. El tiempo no ha acompañado precisamente y lo que iban a ser días de playa, se han convertido en cenas, comidas y meriendas con el consiguiente kilo que se me ha pegado a las costillas aunque vosotras no lo notéis (la menopausia no perdona). He aprovechado para estrenar alguna cosa que tenía guardada, como este vestido estilo blazer que podéis ver en las imágenes, al que le he visto muchas posibilidades. En este caso lo he combinado con unas botas de piel con estampado de serpiente de la marca Cuplé, que a pesar de tener tacón, son comodísimas y un abrigo negro largo. Si quiero darle darle un aire más festivo al vestido, tan solo cambiaré el cinturón negro por uno en dorado y unas sandalias a juego. ¿No me digáis que no es una buena idea? Como complementos, llevo un bolso también negro y una gargantilla de eslabones grandes de Mango. Espero que os guste y como siempre, os dejo los links al final del post. Un besito

Carmen

Vestido: Massimo Dutti Botas Cuplé Gargantilla Mango