¿YA ESTAMOS EN NAVIDAD?

Todo el mundo me mira como un bicho raro cuando digo que no me gusta la Navidad. Estoy cansada de justificarme. No me falta ningún ser querido, no estoy pasando ningún bajón emocional, vivo con una familia normal. Simplemente no me siento invadida por ese espíritu navideño del que todos hablan. Si quiero ver una película, en casi todos los canales, me asalta el Grinch o Rodolfo el Reno. Si quiero reservar en mi restaurante favorito, hace siglos que está completo. Si quiero comprar regalos porque en estas fechas hay que regalar, tengo que enfrentarme a una especie de competición de: no me pises, no me empujes, ya no queda… Y sobre todo, hay que demostrar que eres muy feliz aunque no lo seas. Forma parte del atrezzo. También me ocurre, que no puedo evitar un pequeño poso de culpabilidad cuando me uno a este derroche desenfrenado, mientras mucha gente sufre autenticas privaciones.

De lo que estoy segura, es de que puedo salir ilesa de comidas, cenas y demás atracones sin Omeprazol y Sales de frutas. De que puedo seguir riendo como hago todo el año. De que podría pasar sin regalos aunque se empeñen en regalarme. De que a pesar de los millones de bombillas encendidas y de la contaminación lumínica, confío en que el planeta saldrá adelante. Y, como siempre intento sacar algo bueno de todas las situaciones, la lectura positiva de mi Navidad, es el mogollón de achuchones, besos, miradas, cariño a toneladas de las personas que tan pocas veces veo al año. Mi máxima favorita, es intentar ser feliz siempre, no solo cuando lo marque el calendario.

En las imágenes llevo un vestido maxi de punto con falda tableada que he combinado con un sombrero a juego y unas botas con estampado piel de serpiente. Os dejo los links como siempre, al final del post. Un millón de besos

Carmen

Vestido Massimo Dutti Botas Cuplé Moda Sombrero Stradivarius Bufanda amarilla H&M

MI BLUSA RETRO

Parece que se acaba el eterno verano del que disfrutábamos en Valencia. Yo soy de calorcito aunque ahora lo vea multiplicado por dos desde que tengo la menopausia. Recuerdo que antes, por estas fechas, ya había hecho el cambio de armario pero desde que mi marido trabaja la mayor parte del tiempo en Latinoamerica, ya no guardo la ropa de verano, porque viajo bastante a menudo para estar más tiempo con él. Este look que podéis ver en las imágenes, pertenece a la nueva colección de Zara y aunque yo lo he usado con sandalias, también me encanta con zapatillas deportivas o botas. La blusa de marcado aire retro me ha enamorado Si además le añadimos una cazadora de piel, el resultado quedará muy trendy. Espero que os guste. Un besito

Carmen

Falda Zara Blusa Zara

Fotografía Javier Dorado

LOOK BÁSICO

Algunas veces, tienes dudas de que ponerte, por lo menos yo. Al final acabas mezclando prendas de aquí y de allá y te puedes encontrar con un look inesperado que no pensabas que iba a quedar estupendo. Ayer quedamos para comer en la playa de la Malvarrosa con unos amigos. Lo lógico es que me hubiera puesto un atuendo más playero, pero acabé con el outfit que veis en las imágenes. Un pantalón en gris piedra con tela de gabardina muy fluida de hace tres años, que combiné con una camisa básica de Massimo Dutti de estilo masculino de la temporada pasada. Me encantan este tipo de camisas, tengo un montón porque siempre me salvan de muchas quemas y quedan bien con cualquier cosa que te plantees. Como complementos, usé un cinturón con detalle de pedrería que encontré la semana pasada en Stradivarius al módico precio de 7.99 que me parece muy cool, unas cuñas por si tenía que dar un paseo y un bolso de mi fondo de armario. En el cuello llevo una cadena choker mezclada con una más larga que me enviaron de Happiness boutique y que me han gustado tanto que no me me las quito para nada. Apostar por un look sencillo siempre es un acierto y si queremos darle un toque más original o más elegante, para eso están los accesorios. Millones de gracias por vuestro seguimiento en todas las redes y feliz semana.

Carmen

Cinturón Stradivarius Colgantes Happines Boutique

COLOR MARFIL EN MI LOOK

Esta mañana me he levantado con el nivel de energía a cero provocado por una noche de poco descanso. Siempre que me ocurre esto, me pongo en modo filosófico y como creo profundamente en el poder que tienen los campos energéticos en nuestras vidas, he cambiado la ubicación del lugar donde íbamos a hacer las fotos por un bosque que está cerca de casa. Estar en contacto con la naturaleza al amanecer, es super estimulante, a mí por lo menos, me devuelve el equilibrio. Y ha sido una buena idea, las fotos han salido bien aunque el fotógrafo se me caía por los rincones, no se si también a consecuencia de la tranquilidad o porque se moría de sueño. Hoy me he puesto un conjunto de punto en un tono marfil que es uno de mis preferidos en verano junto con el negro. Es un color armónico y que me transmite una sensación de limpieza y luminosidad. La falda va cruzada y no se ciñe excesivamente y el top es cómodo y fresquito, tanto, que cuando llegué a casa me tuve que cambiar porque tenía frío. Lo he combinado con una cartera de mano que me ha encantado por su diseño y unas cuñas que ya tengo hace tiempo. En verano aparte de la sandalia plana, la cuña es mi calzado favorito. Y para cerrar el look, me he puesto un colgante de la casa Anuis en color dorado que creo que queda genial con el color de las prendas. Espero que os guste y os mando un millón de besos.

Carmen

Falda Mango Top Mango Cartera Zara Colgante Anuis

Fotografía Javier Dorado

VESTIR A LOS 50

Caminas mecánicamente entre las hileras de prendas que cuelgan de las perchas descartándolas porque piensas que no son lo tuyo. Pero te equivocas. Te equivocas porque, de repente, te has cruzado con alguien de tu edad que lo lleva y Pepito Grillo te sisea al oído que no le queda nada mal.

¿Quién inventó el código de vestimenta para mujeres de 50? ¿Porqué hay que recortarse el pelo, bajar el largo de las faldas hasta los tobillos y usar solo vestidos camiseros? Cuando una llega a los cincuenta, sigue teniendo los mismos gustos. No se trata de ir de colegiala por la vida porque ya no lo somos. No se trata de esconder lo que no es. Tan solo se trata de reajustarnos ligeramente. La elegancia no es solo una cuestión de modas, es también la forma de expresarte, de moverte, de saber combinar prendas. Últimamente y para mi sorpresa cada vez pienso más en looks desenfadados, incluso con cierto aire irreverente. Me siento cómoda con ellos y creo que aportan un estilo muy fresco como el que os muestro en las imágenes. De pronto, los diseños o accesorios con calaveras glitter han pasado a formar parte de mi wishlist. Hoy llevo una sudadera con capucha de entretiempo con una de estas calaveras, su corte asimétrico es perfecto para tapar lo que llamamos defectillos traseros. La he combinado con un pantalón verde caza y un sombrero tipo cowboy que me tiene enamorada, ya sabéis que soy fan de este tipo de accesorio. Las tres prendas las he encontrado en una boutique de Valencia que se llama Huerta de San Vicente y de la cual os dejo el link. Esta tienda me ha encantado porque sus prendas son todas muy originales. Espero que os guste este look y desde aquí os invito a que disfrutéis de vuestra creatividad y vistáis como os sintáis más divinas. Un besito

Carmen

Fotografía Javier Dorado