ACTITUD POSITIVA

Hoy ha amanecido diferente. He hecho las mismas cosas de siempre, esta vez de una manera mecánica. Me he duchado, he desayunado mi porridge de avena y he salido a caminar. La mente en blanco. Me he obligado a no pensar, solo a observar. He hecho un esfuerzo, he llegado hasta la señal de ceda el paso que tú tocabas burlonamente como mitad de recorrido y también la he tocado. Vuelvo a consultar la página de datos de tu vuelo, la he mirado ya ochocientas veces. Acabas de aterrizar en otro continente, en otro país, en otra ciudad extraña. Tan lejos. Mi vida es un tango de despedidas y bienvenidas, pero también es un aprendizaje. Hay que saber recibir y dejar ir. Lo importante es la lección del viaje, saborear todos los minutos que estamos juntos y el reto que supone mantener una actitud positiva hasta el nuevo reencuentro….

Hoy mis hormonas están un pelín descuadradas. Un besito y muchas gracias por estar siempre ahí.

Carmen

MODA OTOÑO

Entrando ya prácticamente en el Otoño, un tiempo de proyectos y retos nuevos. Una introducción a las nuevas tendencias que me tienen un poco descolocada por la profusión de elementos empleados. Dorados, animal print, mangas abullonadas, cuero, charol. Una mezcla de sofisticación y sencillez. Líneas femeninas y sensuales, una sobriedad teñida de barroco. Estampados, muchos estampados como esta blusa que podéis ver en las imágenes perteneciente a la colaboración de H&M con Richard Allan, el visionario diseñador que se hizo famoso en la década de los 60 con sus magníficos pañuelos llenos de color. Aunque sus tonos preferidos eran el naranja y el ocre, su obra es un arco iris de dibujos, muchos de ellos abstractos. Todo el mundo amaba sus pañuelos, desde hippies a grandes modistos como Saint Laurent. Me ha encantado la blusa porque aunque sobria, me parece muy elegante y creo que le voy a sacar mucho partido esta temporada, además, lleva su firma impresa en el tejido. Aunque en las fotografías la combiné con una falda negra cruzada de líneas rectas, creo que también la voy a usar mucho con pantalones de pata ancha y algún cinturón bonito. Esta vez, me he puesto unos zapatos destalonados en color marfil de mi fondo de armario, un bolso bandolera y unos pendientes de perla. Como teníamos encima la gota fría, el día era lluvioso y desapacible y fue imposible dominar mi pelo, pero al final conseguimos algunas instantáneas. Espero que os gusten. Os dejo como siempre los links a las prendas más abajo. Un besito

Carmen

BLUSA ESTAMPADA DE H&M Y RICHARD ALLAN

Blusa H&M Falda Mango Pendientes Hapiness boutique

Fotografía Elias Dorado

SLOUCHY JEANS

No entraba en mis planes comprarlos. De hecho prometí no volver a usarlos porque me veía espantosa en mis álbumes de fotos. Pero ha llegado Zara y me ha roto todos los esquemas. Me refiero a los slouchy jeans o a los mom jeans como se llamaban por entonces. La primera persona a quien se los vi puestos, fue a Lady Di y como era todo un icono de moda, empecé a usarlos. Después de todos estos años, aquí estoy de nuevo con uno de estos modelos ¿será nostalgia? Los conoceréis enseguida por su tiro extralargo y una cintura muy ancha que cuando la aprietas con un cinturón suele hacer bastantes bolsas que debes distribuir sabiamente. Normalmente llevan una vuelta en el bajo, supongo que los míos son una variante. Para darle un toque más femenino, yo decidí combinarlos con una blusa de brillo en rosa empolvado que me va a dar mucho juego esta temporada, pero me encantan también con camisas masculinas atadas a la cintura y el pantalón suelto si sois más atrevidas. Aunque pienso usarlos con botas negras más adelante, en estas imágenes me he colocado unas sandalias de tacón para estilizar más mi silueta. Así que, bienvenidas al espíritu de los noventa. Muchas gracias por vuestro seguimiento y perdonad que no siempre responda a vuestros comentarios por falta de tiempo, pero siempre os leo atentamente. Un besito

Carmen

Pantalón Zara Blusa Zara

Fotografía Elias Dorado

¿OPERACIÓN BIKINI?

Verano a la vuelta de la esquina y en algunas de nuestras cabezas rondando la dichosa operación bikini. Qué tremendo. Ha creado hasta frase propia. Me encantaría saber quién dicta los cánones de belleza para decirle que no estoy de acuerdo con las dietas draconianas ni con las férreas tablas de ejercicios para sacar una tableta abdominal que te deja la barriga a cuadros. Se puede engañar a la fuerza de la gravedad con un sacrificio enorme. Estoy cansada de hacer sentadillas, máquinas de step y no hago spinning porque no me gusta nada, al final, mis nalgas, en cuanto me despisto un segundo vuelven a buscar la cuesta abajo. Hace ya tiempo que vengo valorando si merece la pena tanto sacrificio cuando puedo conseguir buenos resultados de manera más cómoda y digo buenos resultados porque no aspiro a tener el cuerpo felino de una chica de 20. Estoy a prendiendo a aceptar los cambios en mi cuerpo sin tanta tragedia, antes sufría por todo y me tiraba emberrinchada todo el día si no se me notaban los músculos, los tendones y hasta los huesos. Ya lo dije en un post antiguo, la operación bikini no empieza en primavera, se trabaja todo el año. Yo me he apuntado a los paseos en bicicleta aunque sea engorroso cargar con ella, soy adicta a las caminatas que me permiten contemplar el paisaje y sosegar la mente (esto lo descubrí porque tenía extrasístoles y el cardiólogo me lo recomendó) hago Yoga con estiramientos y recurro a toda la aparatología y cosmética reafirmante que me ayuda de una manera alucinante. Mucha gente me comenta que hable de mi dieta pero es que no llevo una dieta mágica, como de todo exceptuando fritos, carne roja, salsas, bollería y productos procesados aunque los fines de semana me la salto un poquito y el chocolate negro me encanta. En fin que me enrollo, hay muchas maneras de buscar la felicidad y creo que ésta es una de ellas. Un besote y gracias siempre por estar ahí.

Carmen

Top: Massimo Dutti Zapatillas Skechers Pantalón Mango

Fotografía Marina Dorado