CAVA & HOTEL MASTINELL

En pleno corazón del Penedés, entre el mar y la montaña y perfumado por el aroma de sus viñas, se levanta una construcción sorprendente por su estilo modernista. Me refiero al Mastinell Cava & Hotel en el cual estuvimos alojados durante nuestro viaje a Cataluña. El edificio se integra perfectamente con la naturaleza del entorno y ha obtenido una medalla de oro y varios premios. Elegimos este pequeño hotel porque buscábamos relax y tranquilidad y sin duda, la ofrece.

Nuestra habitación no va numerada, tiene el nombre de la uva Macabeo y es un todo un espectáculo penetrar en su interior y encontrarse con un ventanal circular de suelo a techo que te zambulle en un mar de uvas y viñas. El espacio es funcional y sencillo pero cargado de buenos detalles, incluida una botella de cava en la nevera, cortesía del hotel.

Estamos hambrientos y bajamos a su restaurante En Rima, donde disfrutamos de una comida saludable, como yo la llamo, con productos de la tierra y de temporada, magníficamente elaborada en su cocina abierta a la que por curiosidad me asomo, mientras su amable personal nos aconseja sobre los vinos y cavas de su bodega para maridar con nuestro menú. Elegimos el cava Carpe Diem reserva especial y un vino Chardonnay que nos dejan el paladar fresco y afrutado por un lado y con un toque ácido y reverberante por otro. Salgo de allí medio flotando, jaja!

 A continuación, hacemos un recorrido por la bodega en compañía de su sumiller, Nico que nos explica que esta es una bodega pequeña y relativamente joven. A mí me sorprende la limpieza, la prensa, los depósitos, todo está impoluto y las máquinas perfectamente controladas por los operarios. Me quedo alucinada con una mujer encantadora que mira sin apenas pestañear, el paso de las botellas para descartar residuos ¡Eso se llama minuciosidad! Hemos aprendido muchas cosas, una de ellas es que los cavas hay que consumirlos antes de un año, si no, pierden casi todas sus propiedades. El tour acaba con una cata de los productos y todas las preguntas que se me ocurren, que ya sabéis que soy muy retorcida, sobre como maridar algunos platos exóticos que preparo en casa y nunca se con qué vinos debo acompañarlos.

Después de hacer unas fotos entre las hileras de sus viñedos, nos vamos de allí con la sensación de haber compartido una enoexperiencia inolvidable y cargados como no, de algunos vinos y cavas de sus bodegas ¡Sin duda, volveremos a este remanso de paz! Mi agradecimiento a todo el personal del hotel que hizo que nuestra estancia fuera lo más placentera posible.

Carmen

 

 

Vestido/ Dress Oysho  Camisón/Nightdress Oysho

5 thoughts on “CAVA & HOTEL MASTINELL

  • 7 Julio, 2017 at 12:25 pm
    Permalink

    Gracias por hablarnos de este precioso hotel, que por las fotos y tu texto dan ganas de visitarlo pronto. Las fotografías son realmente hermosas, como tu look informal y tu look con el precioso vestido largo estampado, del que me encanta el diseño y el estampado. Tus fotos en camisón son de una elegancia y sensibilidad maravillosas.

    Reply
  • 7 Julio, 2017 at 4:30 pm
    Permalink

    Me encantaaaa, quiero ir!!!
    La foto q más me gusta es la q estás com todas las botellas para ti… Jajjja como no vas a flotar?
    En serio, precioso todo como siempre e ideal tú, eres una reina!!! Te quiero

    Reply
  • 7 Julio, 2017 at 4:44 pm
    Permalink

    Excelente post y bellas fotos como siempre Carmen! De verdad que dan ganas de irse corriendo para allá 🙂 Feliz fin de semana

    Reply
  • 10 Julio, 2017 at 7:01 pm
    Permalink

    Hola Carmen. Muerta de ganas de ir al Hotel Mastinell. Tú guapísima como siempre. ¡Que mono el sumiller! aunque muy joven.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *