LA SENCILLEZ DE UNA PRENDA

Desde que vi este mono, sabía que tenía que ser mío ¡Y no es que lo comprara a la primera de cambio! Tuve que volver dos veces más a la tienda para saber que era lo que me atraía de él. El día que lo divisé, iba escuchando con mis cascos, la canción de Somethin’ Stupid de Robbie Williams y Nicole Kidman y mi mente iba recreándose en las imágenes de su vídeo (he de decir que casi me lo sé de memoria) porque me encanta. Es una historia muy romántica, con una estética muy marcada de la época de los años 50 y mi mente ató cabos en milésimas de segundo. El corte camisero, los grandes botones forrados, el cinturón de tela con la destacada hebilla marcando la cintura……. y ese aire ingenuo que lo hace tan femenino. Podría haberle dado una nota de color, pero me gustó más el contraste con el negro del bolso y los zapatos en marfil, que fueron una selección de última hora porque llovía y no me podía poner unas cuñas descubiertas que tenía preparadas ¿No me digáis que no es elegante?

Espero que os haya gustado este sencillo outfit y os dejo el vídeo de la canción al final de la página ¡Feliz fin de semana!

Carmen

 

Mono/Jumpsuit Uterqüe  Bolso/Handbag  Bimba&Lola 

Fotografía Javier Dorado

6 thoughts on “LA SENCILLEZ DE UNA PRENDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *