ALÔFT HEALTH BOUTIQUE

Hace unos días, viajé a Barcelona para conocer Alôft Health Boutique, una clínica que combina sabiamente la genética preventiva, con la medicina antiaging y la belleza. Yo la definiría como un concepto integral de salud y bienestar. Alôft forma parte del Grupo Quale Vita, fundado por Tatiana Bakunina con más de 20 años de experiencia en este campo. Aparte de Barcelona, el grupo tiene presencia en Bruselas, Londres y Moscú y cuenta con un equipo de médicos expertos en salud, nutrición, medicina deportiva y estética.

Estoy totalmente de acuerdo con su filosofía. Yo pienso que si nuestra medicina estuviera basada en la prevención y no solo en la curación, enfermaríamos bastante menos. En cuanto entré en la clínica, me sentí como en casa, un ambiente relajado y mucha paciencia para explicarme todo sobre la aparatología que usan y como adaptarla a cada persona.

Por falta de tiempo, solo pude probar dos de sus tratamientos más punteros:

SEYO es una mesoterapia facial que se realiza a nivel profundo sin el uso de métodos invasivos como son las agujas. Se controla desde un ordenador que permite transportar sustancias activas con moléculas grandes que se fijan en el interior de la dermis y que ayudan a estimular las células para que vuelvan a trabajar correctamente. Es totalmente personalizado, primero, se realiza un estudio de la piel con un aparato, MICROCAYA, que mide el nivel de hidratación, elasticidad y pigmentación de la piel. A continuación, la doctora Iryna, aplica unos viales con sustancias naturales a través de un manipulo que funciona con aire a presión y que es super agradable. A mi me encantó, sobre todo, en el contorno de los ojos. Está indicado para suavizar las arrugas, renovación celular y para mejorar cicatrices, el efecto es inmediato y a largo plazo. Salgo de la cabina con la piel reluciente.

El siguiente tratamiento que probé y que sin duda me dejó impresionada porque me preocupa mi salud interior, es OLIGOSCAN que para explicarlo de una manera sencilla, viene a ser un detector de metales tóxicos, que además mide el exceso o carencia de minerales y oligoelementos en el organismo. El test es sencillo y consiste en una análisis de distintos puntos de la palma de la mano, aplicando tan solo un pequeño aparato que nos revela inmediatamente los resultados y permite así, generar algún plan de tratamiento para solucionar posibles problemas. Ante he comentado que me dejó impresionada este test, porque la gente que me sigue, sabe que sufro de cistitis repetitivas y el análisis reveló que tengo una carencia total de Zinc, que es uno de los elementos que protegen la mucosa del cuerpo. Evidentemente, mi vejiga después de tantas infecciones está deteriorada y ha perdido esa mucosa provocando que las bacterias se agarren mejor provocando infecciones. También tengo otras carencias para las que la doctora me ha recomendado algunos suplementos. En un próximo vídeo os hablaré de este tema.

También me ha parecido super interesante su OXYBAR, que es un sistema de generación de oxigeno casi a un 95% (el aire que aspiramos contiene un 21% aproximadamente) combinado con aromaterapia que mejora el estado de animo, ayuda con la migraña y facilita el sueño, aparte de renovar nuestras células y acelerar el metabolismo.

Asimismo, disponen de muchos más tratamientos y aparatología como HYDRAFACIAL, muy de moda entre las celebrities, esta máquina combina en una sola sesión, extracción de impurezas, exfoliación e infiltración de antioxidantes, VELA SHAPE III para reducir la celulitis y el contorno corporal, PRESOTERAPIA para mejorar la circulación sanguínea, KAVEL PHOTOLASER, tecnología LED para la restauración del cabello y frenar su caída. Además en su tienda showroom, podemos encontrar marcas de biocosmética y cosmética muy prestigiosas y todas las clases de suplementos que nuestro organismo necesita.

Quería dar las gracias a la clínica y en especial a su directora Tatiana, por el trato tan cálido y cordial. Sin duda estamos ante un nuevo tipo de medicina, la medicina de prevención para mantener la longevidad y la salud. La medicina del futuro.

Carmen

MODA DEPORTIVA

Mi médico dice que no tengo suficiente con el Yoga que practico. También dice que no importa mi edad, que tengo que correr o en su defecto caminar como si me fuera en ello la vida para eliminar las toxinas y los catabolitos de mi mente y de mi cuerpo. Parece ser que con el deporte, libero endorfinas que me ayudan a ser más feliz y por ende a tener mucha más salud. Y no digo que no tenga razón, pero yo tengo la falsa excusa de la falta de tiempo, que no es más que eso….. una excusa. Como no veía el momento de estrenar este conjunto de mallas y camiseta de Hunkemöller que podéis ver en las imágenes, hoy he empezado a correr, aunque al final la cosa, se ha quedado en una caminata de 6 kilómetros, pero mañana repito y no voy a parar hasta conseguir una rutina semanal. Yo ya conocía esta marca holandesa con mas de 900 tiendas repartidas por toda Europa porque había colaborado con ella en otra ocasión (aquí) y desde entonces uso algunos de sus sujetadores porque son muy bonitos y cómodos aunque también se especializa en lencería de novia que no puede ser más romántica y bañadores y bikinis con mucho diseño. Como podéis apreciar, he elegido una camiseta corta, pero también existe en otras versiones con la misma estampación que me parece muy original y delicada. Estoy segura de que os va a encantar todo. Como siempre, os dejo los links en otro color. Feliz semana.

Carmen

Conjunto deportivo Hunkemöller

Fotografía Marina Dorado

BLANCO Y NEGRO

A veces, es necesario hacer un parón para tomar perspectiva y distanciarnos temporalmente de tantos estímulos y presiones que nos autoimponemos. Y no estoy diciendo que haya que tomar un tren o un avión, el viaje solo es interior. Yo tengo exceso de lo que se conoce como mente rumiante. Me tiro todo el día maquinando historias, nuevos looks o localizaciones para fotografías. Mis libretas están escritas del derecho y del revés, sin orden ni concierto, simplemente se me ocurre una idea y ¡plaf! la plasmo, lógicamente luego ni la encuentro. A eso le estaba sumando mis problemas de salud y la cuenta no me salía. Ese es el motivo por el que no publico desde hace tiempo. Pero me he dado cuenta de que añoro mi blog, un blog en el que vuelco una parte de mi, una parte de mi forma de ver la vida, la moda, la belleza y tantas cosas…..así que, como decía ayer (me encanta esta frase atribuida a Fray Luis de León) en el post de hoy os muestro un vestido que me encanta porque tiene un punto sofisticado pero a la vez sencillo. Tiene una caída fabulosa y lo podemos usar absolutamente en cualquier ocasión, incluso podéis darle un toque cowboy con unas botas country y un sombrero. En este caso yo lo he combinado con unas botas de ante con tacón y una cazadora de cuero negra. Para marcar la cintura, he usado un cinturón ancho atado con dos grandes borlas. Espero que os guste y feliz semana.

Carmen

Vestido Mango

Fotografía Marina Dorado

¿YA ESTAMOS EN NAVIDAD?

Todo el mundo me mira como un bicho raro cuando digo que no me gusta la Navidad. Estoy cansada de justificarme. No me falta ningún ser querido, no estoy pasando ningún bajón emocional, vivo con una familia normal. Simplemente no me siento invadida por ese espíritu navideño del que todos hablan. Si quiero ver una película, en casi todos los canales, me asalta el Grinch o Rodolfo el Reno. Si quiero reservar en mi restaurante favorito, hace siglos que está completo. Si quiero comprar regalos porque en estas fechas hay que regalar, tengo que enfrentarme a una especie de competición de: no me pises, no me empujes, ya no queda… Y sobre todo, hay que demostrar que eres muy feliz aunque no lo seas. Forma parte del atrezzo. También me ocurre, que no puedo evitar un pequeño poso de culpabilidad cuando me uno a este derroche desenfrenado, mientras mucha gente sufre autenticas privaciones.

De lo que estoy segura, es de que puedo salir ilesa de comidas, cenas y demás atracones sin Omeprazol y Sales de frutas. De que puedo seguir riendo como hago todo el año. De que podría pasar sin regalos aunque se empeñen en regalarme. De que a pesar de los millones de bombillas encendidas y de la contaminación lumínica, confío en que el planeta saldrá adelante. Y, como siempre intento sacar algo bueno de todas las situaciones, la lectura positiva de mi Navidad, es el mogollón de achuchones, besos, miradas, cariño a toneladas de las personas que tan pocas veces veo al año. Mi máxima favorita, es intentar ser feliz siempre, no solo cuando lo marque el calendario.

En las imágenes llevo un vestido maxi de punto con falda tableada que he combinado con un sombrero a juego y unas botas con estampado piel de serpiente. Os dejo los links como siempre, al final del post. Un millón de besos

Carmen

Vestido Massimo Dutti Botas Cuplé Moda Sombrero Stradivarius Bufanda amarilla H&M